Aviso para las consultas

Este blog tiene habilitada la moderación de los comentarios, por eso, todas las consultas que nos envían, aparecen publicadas al final de la semana, porque es el domingo cuando contestamos a sus preguntas. Gracias por su generosa paciencia.



sábado, 20 de septiembre de 2008

Homeopatía Pediátrica. Presentación


Que los niños son el futuro es algo de lo que ya se han ocupado muchos estudiosos, tanto filósofos, como políticos, como médicos y, por supuesto, homeópatas.


Es evidente que la infancia es la etapa con más posibilidades y con mayor proyección hacia el porvenir, especialmente porque es una vida en potencia, en desarrollo.


Por ello y, sobre todo, por su esencial indefensión en esta edad, es necesario que los responsables en cualquier medida cuiden con interés y desvelo para que el desarrollo y las condiciones sean las mejores posibles.


Hace tiempo leí un libro de divulgación que me hizo reflexionar intensamente sobre este tema. Está escrito en un estilo llano, divulgador, pero especialmente humano y clarificador. (1)


Curiosamente, también escribí en los foros sobre este tema, más preguntando que opinando o aportando, y las respuestas que se me dieron fueron aún peores que cuando pregunté por la EUTANASIA. Que si Hitler, que si la super raza, que si Menghelle, etc… Decepcionante.


Bien, el caso es que mi pregunta fue sobre la EUGENESIA. Igual que con el tema de la Eutanasia, no hice más que partir del significado original de la palabra, que viene del griego y que significa (eu=bien; genesia=origen, nacimiento…) BIEN NACER.


Desde mi punto de vista, creo que la procreación es uno de los más importantes pasos que damos los humanos (también las demás criaturas –no hay que ver nada más que su esfuerzo, aun con pérdida de la vida, por llevarlo a cabo-). Por ello deberíamos dedicar a ese estado y al proceso lo mejor de nuestras vidas y de nuestros buenos deseos y acciones.


Es evidente que la política ha hecho de este estadío un motivo más de enfrentamiento, manipulando la libertad de las personas o castigando comportamientos considerados incorrectos o improcedentes. No voy a entrar a valorar dichas situaciones, simplemente porque no soy político, sino homeópata. Mi interés se basa en que las personas tengan información de primera mano, lo más clara posible, para que en el ejercicio de su libertad (que depende exclusivamente de su conciencia) puedan elegir lo que crean mejor para ellos y para su descendencia.


Creo que es perfectamente posible tratar las enfermedades de los niños con homeopatía, no porque lo diga yo, sino porque ya los padres de la homeopatía –mil veces más inteligentes y versados que yo- ya lo vinieron practicando desde el mismo origen de la esta terapéutica.


Se pueden tratar los desórdenes heredados por los bebés de sus padres; se pueden tratar no sólo después, sino antes incluso; no sólo desde el nacimiento, sino desde el embarazo mismo. Y de este modo se evitarán al máximo las complicaciones a que luego darán lugar dichas herencias.


Se pueden tratar los males y enfermedades a que los niños son propensos en esa edad de la infancia, tan expuesta a enfermedades, como poseedora de una fuerza vital inmensa, capaz de hacer frente a casi cualquier enfermedad, con casi sólo llevar una dieta, unos hábitos y una higiene adecuada.


Es más, a quienes acusan a la Homeopatía de vender agua de río y placebo, se les recomienda estudiar todos los casos de niños, desde la más tierna edad hasta el final de su infancia, curados por la homeopatía, sin que en su curación actúe en modo alguno cualquier tipo de sugestión, engaño o hipnosis charlatanesca.


Salvando las distancias, habría que remitir también a los escépticos en la homeopatía igualmente al caso de la homeopatía veterinaria, donde el animal no sólo no sufre placebo, sino que ni tiene conciencia de que se les da medicina.


Desde el punto de vista de la homeopatía –así como de otras terapias naturales- los seres humanos arrastramos una serie de tendencias o disposiciones (llamadas miasmas en homeopatía) que no sólo sufrimos, sino que pasamos a nuestros hijos y éstos a su vez a sus hijos y así en adelante. La homeopatía trabaja con las predisposiciones miasmáticas desde que su descubridor, Samuel Hahneman, se dio cuenta de que personas a las que había curado de todos sus síntomas, volvían a recaer al poco tiempo, bien en lo mismo, bien en variaciones de sus enfermedades anteriores. Esto le hizo estudiar su historia clínica, su historial médico y sus testimonios, llegando a la conclusión de que muchas de las enfermedades de los hijos son culpa o simplemente causa de los padres o antepasados.


La terapia de este tipo de predisposiciones requiere tiempo, paciencia y un terapeuta preparado para ello. No se puede tratar este tipo de predisposiciones simplemente por correo o con buena voluntad.

El propósito de esta nueva sección es la de ir dando noticia de tratamientos efectivos sobre las dolencias más comunes de los niños. Pensé hacerlo de un modo ordenado y lógico, pero a veces la lógica como ordenación es bastante más costosa en tiempo y esfuerzos que un cierto y suave desorden.


(1) Jenny Jordan-Desgain. "La Homeopatía prenatal y los niños del futuro". Madrid, Miraguano Ed. 2005. 316 pags.


También es interesante el primer libro que escribió sobre el tema homeopático titulado "Lo dicho y lo no dicho en Homeopatía. Punto de vista crítico sobre la evolución de una doctrina". Madrid, Miraguano Ed. 2003, 186 pags.


Es importante que no engañen los títulos. Los contenidos tienen afán divulgador y gozan de una claridad de conceptos meridiana, además de ser bastante fáciles de leer (aunque haya algunas páginas un poco pesadas, las menos).

6 comentarios:

  1. Querido Andrés,
    gracias por este blog magnífico sobre homeopatía en el ke he llegado interesada por una pregunta y el abanico se ha abierto con respuestas de muchos colores; sobre el tema prenatal y postparto, estoy a punto de dar a luz y mi pregunta va en relación a cuál sería el remedio homeopático más adecuado para la mujer embarazada con posible disminución de calcio en huesos y dientes, pues beber leche de cabra y comer algas sigue dejando una brechita en mi pensar. Muchas gracias y un abrazo, Vega

    ResponderEliminar
  2. Hola, Vega!!!
    Gracias a ti por visitarlo y por dejar tus palabras en él. Sin ti y sin personas como tú, este blog no sería más que un esfuerzo inútil.

    Con respecto a tu pregunta, me gustaría comentarte cosas que hace tiempo vienen rondando por mi cabeza.

    En primer lugar, nadie sabe nada de cómo reacciona la mujer embarazada ante los distintos tipos de medicaciones. Da igual que sea fitoterapia, complementos, homeopatía o alopatía; el caso es que todos los laboratorios y organismos se cubren las espaldas desaconsejando ese tipo de medicaciones durante el embarazo y dejando su uso a criterio del médico.

    Por eso, aunque sea cualquier medicamento inocuo de herbolario verás que pone que consultes a tu médico en el caso de que lo uses estando embarazada.

    En el caso de la homeopatía, podemos decir que es igual, pero que también es diferente. Hay medicamentos miles de veces probados en embarazadas y parturientas que funcionan perfectamente y producen los efectos deseados sin ningún tipo de efecto secundario. Hay otros medicamentos que trabajan más profundamente y que pueden influir en el feto, no de un modo negativo, pero evidentemente pueden influir. Entonces de igual modo los médicos (y los que no lo somos más) nos cubamos en salud e intentamos diferir su uso, más por miedo que por otra cosa.

    Dicho esto, con respecto a la pérdida de calcio durante el embarazo, debo decirte que es lo más normal, ya que el feto tiene unas necesidades muy exigentes para poder formarse adecuadamente y lo extrae de donde sea, en este caso de huesos. Lo más aconsejable siempre en estos casos es acudir a una nutrición variada y completa que cubra las posibles carencias o que proporciones los elementos necesarios que tanto la madre como el feto puedan necesitar. Por eso se suele usar la dieta como el mejor medicamento en estos casos.
    Una vez superada esta fase, si se evidencia esa falta de calcio o hay síntomas de que es real, entonces tenemos los suplementos de dolomita (calcio y magnesio), magnesio, sílice, etc..., pero además en el caso de la homeopatía solemos acompañarlo de CALCAREA PHOSPORICA, que actúa sobre el mecanismo de formación y renovación ósea y sobre el tiroides para regular el mecanismo del calcio.

    Puedes tomarlo en dilución centesimal (9CH) una vez al día durante todo el tiempo hasta que dejes de darle el pecho; o puedes tomarlo como sal de Schüssler (a la 6DH y en comprimidos) tomando uno o dos comprimidos tres veces al día.

    En ninguno de los dos casos existe la posibilidad de efectos secundarios o perjudiciales para el feto, el bebé o la madre.

    Es aconsejable acompañarlo de una buena nutrición y también de algún pequeño suplemento del tipo OSEOFORM, DOLOMITA o cualquier otro suplemento de calcio-magnesio.

    Si te queda alguna duda, escribe e intentaré explicártelo del modo más claro posible.

    Saludos cordiales
    Andrés

    ResponderEliminar
  3. hola, mi nombre es acorayda y tengo un bebe de 5 meses y esta loco con la boca, pero desde que nació noto que por la noche se despierta demasiadas veces, porque se le cae la chupa o porque es un nervio, no deja de moverse y se puede desvelar cinco, seis veces. no se si hay algo que ademas de calmarle la rabieta por los dientes, algo para su inquietud y que pueda dormir toda la noche sin tanta exaltacion, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Acorayda!!

    El remedio más aconsejable es CHAMOMILLA ya que cubre los síntomas que comentas.
    Puedes hacer lo siguiente:
    Pon en un vaso dos cucharadas de agua y pon dos gotas de CHAMOMILLA 6CH (en farmacias - pídelo en presentación glicerinada -no alcohólica-).
    Dáselo cada noche al ir a dormir durante una semana.

    Cuando pase la semana de tratamiento, escribe y con lo que me cuentes, valoramos.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches, miniño fue diagnosticado con epilepsia, toma medicina alhopata, pero quiero apoyarlo con homeopatia, vivo en un pueblito y quisiera saber a donde me recomiendas acudir en Guadalajara, o si tu lo puedes atender. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Hola, cuates2002

    Muchas gracias por su confianza.
    Si su hijo toma medicina alopática (valproatos -depakine- o medicinas parecidas), mi consejo es que busque un médico homeópata que pueda darle un tratamiento homeopático y que a medida que vaya mejorando tenga capacidad para reducir las tomas de la medicación alopática.
    Yo no tengo capacidad para quitar ninguna medicación.

    En Guadalajara no conozco a nadie, pero seguro que en el Insituto y Hospital Homeopático San José (http://www.hospitalhomeopatico.es/) podrá solicitar información y allí le aconsejarán certeramente.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar